Revolución francesa y descristianización

Don Javier Paredes, Catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Alcalá de Henares explica la Revolución Francesa y su afán descristianizador.

Ver vídeo pinchando:  AQUÍ

Del Vaticano y del mundo (autorizados por Rome Reports TV News Agency)

El Papa se despide de África y emprende el viaje de regreso a Roma

Rome Reports: 2019-09-10 El presidente de Madagascar esperaba al Papa a la entrada del aeropuerto para darle las gracias y acompañarle hasta el avión. Ambos se reunieron en un salón del terminal. De fondo se podía escuchar a los coros que preparaban las canciones de la despedida. Durante el breve encuentro, la esposa del presidente también entregó al Papa el último regalo de la visita.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

Las mejores imágenes del viaje del Papa a África

Rome Reports: 2019-09-10 A lo largo de 6 días, Francisco ha recorrido 19.000 kilómetros para ir desde Roma hasta Mozambique, Madagascar y Mauricio. Un viaje lleno de momentos inolvidables.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

El gobierno comunista ateo de Eritrea confisca 29 centros de salud y 7 escuelas a la Iglesia católica

Rome Reports: 2019-09-10 El sacerdote Mussie Zerai ha sido candidato al premio Nobel de la Paz en 2015. Lleva más de diez años de incansable labor a favor de los más vulnerables de África: las personas que huyen del hambre, de las guerras o de las tiranías como la que padece su propio país, Eritrea.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

Papa a líderes de Mauricio: No sacrifiquéis vidas humanas por modelo económico idólatra

Rome Reports: 2019-09-09 El Papa se reunió en privado con el presidente de las Islas Mauricio y también conoció a su familia. A continuación, mantuvo un encuentro, también en privado, con el primer ministro del país con quien intercambió estos regalos. Después llegó el encuentro con los representantes de la sociedad civil y cuerpo diplomático que se celebró en este mismo salón, donde también fue acogido Juan Pablo II hace 30 años.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

El Papa celebra Misa en la isla Mauricio, el país africano de mayoría hindú

Rome Reports: 2019-09-09 El Papa viajó 8 horas a la isla de Mauricio, y comenzó su peregrinación aquí, en el santuario de Santa María de la Paz. Una visita breve y muy simbólica pues es el único país africano en el que prácticamente la mitad de la población es de religión hindú. Un 28% son católicos y un 17%, musulmanes.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

Papa a religiosas, seminaristas y sacerdotes de Madagascar: Vosotros vencéis al mal

Rome Reports: 2019-09-08 El Papa se reunió con cientos de sacerdotes, seminaristas y religiosas de Madagascar. Fue el último gran encuentro de su viaje a esta isla. Les quería dar las gracias pues muchos de ellos trabajan en condiciones difíciles, sin agua, electricidad o carreteras.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

Francisco celebra Misa en Madagascar: No nos quedemos de brazos cruzados ante el mal

Rome Reports: 2019-09-08 A pesar del frío, el viento y la lluvia, un millón de personas pasaron la noche en esta explanada cerca de Antanarivo para participar en la multitudinaria misa del Papa en Madagascar.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

Papa a jóvenes en Madagascar: con Jesús siempre hay nuevos horizontes

Rome Reports: 2019-09-07 Lejos de bajar el ritmo, el Papa Francisco cerró su primera jornada en Madagascar con aquellos que tienen más energía, los jóvenes.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

Papa a autoridades de Madagascar: vuestra biodiversidad está en peligro por la deforestación en beneficio de unos pocos

Rome Reports: 2019-09-07 El primer evento de Francisco en Madagascar fue el encuentro con el presidente y las autoridades civiles del país. Es costumbre que los primeros encuentros que el Papa mantiene cuando visita una nación sean con los representantes políticos y sociales y con el cuerpo diplomático.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

Francisco se despide de Mozambique: No hay futuro si el motor que une es el odio

Rome Reports: 2019-09-06 A pesar de la lluvia, decenas de miles de personas participaron en la Misa con la que el Papa Francisco concluyó su viaje a Mozambique. Fue una misa celebrada “Por el progreso de los pueblos”. Por eso, el Papa en su homilía pidió a los católicos que se atrevan a perdonar ofensas concretas, e incluso, como hizo Jesús, a amar a los enemigos.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

Papa en Mozambique: Renovar la vocación es elegir cansarnos con lo que es fecundo para Dios

Rome Reports: 2019-09-05 El arzobispo de Maputo esperaba en la puerta de la catedral al Papa, que llegó con 15 minutos de antelación para su encuentro con sacerdotes, seminaristas y monjas del país.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

Francisco: el mundo se está destruyendo porque somos incapaces de sentarnos y hablar

Rome Reports: 2019-09-05 El Papa llegó en papamóvil hasta el Pabellón Maxaquene, uno de los principales complejos deportivos del país que acogió este encuentro interreligioso. “Reconciliación, reconciliación, reconciliación…” Con este grito de esperanza, miles de jóvenes de todas las religiones recibieron a Francisco.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

Francisco llega a Mozambique

Rome Reports: 2019-09-04 Pocos minutos después de las ocho de la mañana, hora de Roma, el Papa Francisco ponía así rumbo a África por cuarta vez en su pontificado. Y 10 horas después, de noche, llegaba a su primer destino: Maputo, la capital de Mozambique.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

 

Y DEL MUNDO…

 

Evangelio de hoy (Lucas 15,1-32), ver vídeo ‘Vuelve a casa. El Hijo Pródigo’, pinchando:  AQUÍ

 

El Lago de los Cisnes Op. 20a

Pyotr Tchaikovsky

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

 

¿Por qué el Papa tiene poder de otorgar indulgencias plenarias?

Ver vídeo pinchando:  AQUÍ

 

ACTUALIDAD COMENTADA: Cristo, turista accidental  

P. Santiago Martín

(Publicado el  6 sept. 2019)

Ver vídeo, pinchando: AQUÍ

 

DOY FE. CARDENAL CIPRIANI

«El Juez tiene vocación de mártir»

Ver vídeo (6:19) pinchando: AQUÍ

 

Reflexiones PROF. LÓPEZ QUINTÁS

El sinsentido de la «postverdad»

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

 

Ganar al viento: Los niños enfermos nos enseñan a vivir

Jesús, llamando a un niño, lo puso en medio de ellos, y dijo: En verdad os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos» (Mateo, 18,3). Ganar al viento es un reportaje sobre cinco niños con graves enfermedades pero que aprovechan el tiempo, viven, disfrutan. Algunos reciben simplemente cuidados paliativos, tratando el dolor, quizá no muy lejos de la muerte. Su día a día es su lección para nosotros. La película ha sorprendido con más de 300.000 espectadores en Francia y críticos conmocionados. La periodista Anne-Dauphine Julliand, que es católica aunque habla poco de su fe, conoció el mundo de los niños enfermos (y sabios) en su propia casa: dos de sus hijas murieron con una cruel enfermedad degenerativa, una con 4 años, otra con 11. Lo explicó en sus libros «Llenaré tus días de vida» (Temas de Hoy) y Un día especial (Palabra). Con esta película quiso profundizar y llevarnos a un lugar especial. «Nada puede hacer que dejes de ser feliz«, dice uno de los niños.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

Debate Cultural de Altura: Diálogo de Culturas

Contertulios: Andrés Amorós, Andrés Gambra, Javier Menéndez Ros y Serafín Fanjul.  Dirige: Juan Manuel de Prada.

Juan Manuel de Prada, uno de los autores escritores más jóvenes y galardonados de España, confiesa que redescubrió el cristianismo como «provocación» ante «la doctrina imperante».

Nacido en Baracaldo (Vizcaya) en 1970, ganó el premio Planeta de 1997 con «La tempestad», el premio Primavera de Novela de 2003 y el premio Nacional de Literatura 2004 en la modalidad de Narrativa con «La vida invisible». Su labor como articulista le ha hecho merecedor de los premios Julio Camba, el de Periodismo de la Fundación Independiente, el José María Pemán y el González Ruano.

Ver vídeo pinchando:  AQUÍ

“Había un vacío inmenso en la cultura cristiana sobre la sexualidad”. Charla de Benigno Blanco

“Había un vacío inmenso en la cultura cristiana sobre la sexualidad”.

Un análisis realista de la Ideología de género. (Publicado el 23 ago. 2019)

Benigno Blanco Rodríguez (Olloniego, Asturias, 1957) es licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo. Entre otros cargos, ha sido director de los Servicios Jurídicos de Iberdrola, en 1996 fue nombrado secretario de Estado de Aguas y Costas del Ministerio de Medio Ambiente, y en 2000 secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, cargo que ocupó hasta 2004. Ha sido presidente de la Federación Española de Familias Numerosas,  del Foro Español de la Familia y miembro del patronato de las fundaciones RedMadre y +Familia. Es autor del libro En defensa de la familia. Está casado y tiene tres hijos.

Ver vídeo pinchando:  AQUÍ

Poderes anónimos imponen sus ideologías

La mayoría ya han finalizado o están finalizando sus merecidas vacaciones. Volvemos a la vida ordinaria, al trabajo de cada día, a la realidad de la que no podemos evadirnos.

Como es sabido por muchos de mis lectores, este verano he realizado un largo y deseado viaje misionero para visitar como pastor suyo a sacerdotes valencianos que trabajan, enviados por la diócesis de Valencia, en diversos países de Hispanoamérica: Chile, Perú, la selva amazónica peruana, Ecuador. Personalmente lo he vivido como una gracia del Cielo, tanto por ser la obra misionera que están llevando a cabo estos misioneros -de los que me siento profundamente orgulloso-, como por la llamada de las gentes de estos lugares que he escuchado: ¡Venid, ayudadnos! He podido palpar sus profundas pobrezas y sus necesidades, sus carencias: son ricos en pobrezas porque las tienen todas.

Cuando regresé, vine agotado, hecho polvo, literalmente, por el cansancio, por los trabajos, por vivir todo aquello despojándome de mí mismo y desvivirme por aquellos hermanos nuestros nativos de aquellos pueblos que los percibirnos no sólo lejanos, sino ignorados, olvidados y ciertamente excluidos por parte nuestra en estos países. Nosotros, europeos, que no carecemos de casi nada pero que estamos viviendo, por la secularización rampante que nos envuelve, la pobreza más radical: la ausencia y el olvido de Dios. Lo contrario que allí, donde, por tener a Dios, precisamente, los ves felices, alegres, generosos, agradecidos.

Por el cansancio acumulado durante el pasado curso, y por la fatiga del viaje, al regresar tuve que ser hospitalizado. Pero les digo a mis lectores: el viaje y la hospitalización sobrevenida han merecido la pena. Al palpar en la propia carne la debilidad de nuestro ser humano, ver y comprobar con mis ojos lo que tan generosamente están haciendo los misioneros (verdaderos adalides de la verdad de la Iglesia, signos vivos y esperanzados de la caridad pastoral) y el contraste de todo esto con lo que está sucediendo en España, en Europa y en tantos lugares de la opulencia, y ver quién está dominando el mundo, no sólo me rebelo ante las situaciones que estamos viviendo, sino que, sobre todo, me llevan a la cuestión principal: que Dios es ignorado, el Dios dado y revelado en Jesucristo.

Lo que se persigue no es otra cosa que la fe en Dios, su Hijo humanado, encarnado, y el servicio de la Iglesia, que no presta nadie sino ella; y, sin embargo, fuerzas ocultas e invisibles lo quieren eliminar. Y créanme que me llena de santa indignación el que estemos donde estamos en nuestros países europeos sin que nadie nos informe de estas cosas; ni los políticos, ni nuestros dirigentes, ni nuestros medios de comunicación, ni esos poderes ocultos en silencio con sus propósitos mundialistas que están dominando el mundo a través de un nuevo orden mundial que está siendo un nuevo desorden del mundo y de nuestra sociedad.

¿Quién puede callar ante lo que está sucediendo? Hay, como digo, fuerzas ocultas, poderes anónimos e invisibles que se autopresentan como un nuevo orden mundial. Aunque afirmen otra cosa, están en contra de la verdadera democracia y de los valores que la sustentan, y la minan desde dentro, coartan derechos y libertades fundamentales y propugnan nuevos derechos que destruyen a los fundamentales y universales. Solo les interesa el dinero, el poder y dominio, van a socavar los Estados nacionales, la patria y aun otras cosas, enemigos desde antiguo declarados de la Iglesia, que les estorba para sus fines y pretensiones bastardos.

Digan lo que digan, no les importan los hombres, el Hombre, la persona inviolable y su dignidad universal; no les importan las democracias, aunque se digan sus defensores; se apoyan en la mentira y el engaño, y dominan y esclavizan y fomentan sus ideologías, por ejemplo la de género o la del posthumanismo o de la post verdad, fomentan y se apoyan en el relativismo generando una pseudo cultura de la muerte, de no-Paz, aunque digan defenderla.

Estas asociaciones o clubes internacionales están integrados por empresarios, políticos, hombres de universidad, periodistas, medios de comunicación, estrategas e ingenieros del futuro. Son fuerzas superpoderosas que mandan y dominan y llevan algunos en su seno por ignorancia e ingenuidad, o miedo, o temor, o intereses particulares inconfesables. Buscan una fuerte laicización de la sociedad, una auténtica destrucción espiritual y moral, son enemigos de la familia, de la juventud y de los menores, a los que destruyen con gobiernos presuntamente progresistas, dóciles y sumisos, que imponen, por ejemplo, legislaciones y normativas escolares destructivas y pervertidoras sobre una presunta educación sexual que va contra el hombre o con un falso feminismo contrario a la grandeza y dignidad de la mujer.

¡Qué distinto esto a lo que he podido ver este verano en mi «viaje apostólico misionero»! He visto muy particularmente y muy de cerca a una Iglesia que se apoya en Cristo, que ni tiene ni busca poder, sino sólo servir y dar la gran riqueza que tiene: Jesucristo a Quien sirvo y serviré, y también a su Iglesia, porque servirles, dándolo a conocer y testimoniándolo con gozo y alegría, con verdad y entrega, es ser libre y no caer bajo las garras infernales de esos poderes de los que nadie habla.

Cardenal Arzobispo don Antonio Cañizares

Publicado en La Razón el 4 de septiembre de 2019 con el título «Para la vuelta de vacaciones»

Familia rota, enfadada con la Iglesia, buscando en el reiki… pero Dios transformó su vida

Ana María Contreras ha querido contar a ReL su testimonio de conversión firme, después de haber vivido un tiempo enfadada con la Iglesia, lejos de los sacramentos, herida en su corazón y explorando incluso el mundo del reiki y las espiritualidades alternativas. Un retiro tumbativo y la intercesión del Padre Pío, asegura, la unieron a Cristo y a su Iglesia y la llenan hoy de la alegría del Espíritu.

Una fe juvenil tibia

Ana María creció y vive en Mota del Cuervo, una población de unos 6.000 habitantes en Cuenca que exhibe unos típicos molinos manchegos, como los de Don Quijote. Sus padres eran católicos y toda la familia iba a misa los domingos. Su abuela la enseñó a rezar por la noche. «Recuerdo que mi Primera Comunión la viví con emoción y alegría por recibir a Jesús por primera vez, y como una fiesta familiar para celebrarlo», explica.

De adolescente cantaba en el coro parroquial y acudía a veces a los retiros que organizaban. Eso la mantenía en su práctica religiosa, pero con fe tibia. En realidad, dice, «yo no tenía un encuentro personal con Jesús».

A partir de los 17 años empezó a salir de fiestas y diversiones con los amigos. El fin de semana consistía en salir, conocer chicos, acostarse muy tarde… y tener mucho sueño el domingo por la mañana.

Matrimonio con un no creyente

Conoció un chico de su edad que no era creyente. «Le dije: me caes bien, pero no me gusta que blasfemes. Dijo que cambiaría, pero no perseveró en sus intenciones», recuerda. Él no la acompañaba a misa y la debilitaba en su fe. Pusieron fecha para casarse tras 5 años de novios, a los 23 años. «Yo quería lo que había visto en mi casa: casarme por la iglesia, para toda la vida, que mis hijos se bautizaran y que fueran a misa conmigo. No hablé de estos deseos con él: lo daba por supuesto. La semana antes de la boda, él me habló de casarnos con separación de bienes. Eso ya me sonó raro y me despertó alarmas y casi estuve a punto de aplazar la boda, aunque al final se celebró según estaba prevista».

«Una vez casada, me obsesioné en que quería tener hijos pronto. A los 2 años nació mi hijo, con tan solo 23 semanas de embarazo. El niño pasó 3 meses en la unidad de neonatos del hospital, y yo estaba con el bebé todo el día. Yo me quedaba en el hospital, pero mi marido se quedaba en casa. Nuestra relación no era realmente sólida y no lo afrontamos juntos como matrimonio».

«Ya teníamos problemas de convivencia. Aunque siempre he querido ser madre, pensé que tener un hijo mejoraría las cosas. Años después entendí que esa idea es errónea, que lo más importante para que un niño sea feliz es que el matrimonio sea feliz. Pero nuestra relación tenía carencias y heridas desde el noviazgo. Una pregunta me rondaba en la cabeza y en el corazón constantemente: ¿esto es lo que mi hijo va a tener? Tenía que elegir entre vivir un infierno o velar por la felicidad de mi hijo. Sacrificando mis ideales religiosos, decidí separarme de su padre».

Ruptura familiar… y una psicóloga anti-católica

El proceso de ruptura hirió emocional y psicológicamente a Ana María. Eso la llevo a una psicóloga que la ayudó a fortalecerse en su autoestima y en sus inseguridades.

Pero un día le comentó que estaba pensando pedir a la Iglesia que examinara la nulidad de su matrimonio. La psicóloga respondió con un discurso militante anticatólico. «¿Para qué la nulidad? ¿Sabes lo que vas a sufrir?», dijo la psicóloga. «Además», insistió, «¿sabes lo que Dios opina del matrimonio? Mira, hay un versículo de la Biblia que dice que la mujer ha de ser sumisa al hombre«, le señaló indignada.

«Esa mujer me dijo que Dios y la Biblia son machistas, que Dios quería una familia patriarcal, etc… Y yo, que tenía 25 años, me indigné contra la Iglesia, contra la religión y los curas. Y dejé de ir a misa. Mi madre sufría al ver que me alejé de Dios. Y estuve un año y medio completamente alejada de la parroquia».

Un día se encontró por casualidad con un cura que había conocido en un retiro 5 años antes. «Le conté lo que dijo la psicóloga y me respondió: ‘no está bien engancharse en un solo versículo sin entender el capítulo entero, el anterior, el contexto’. Incluso me llamó por teléfono y me detalló el contexto, el significado. Y decidí volver al coro parroquial y a misa«.

Pero ahora era una mujer separada, con un hijo pequeño, y una fe muy débil y «en el interior me dolía cada vez que oía una lectura sobre mujer o familia. A veces llegaba a misa tranquila y salía hundida. Aún no veía las cosas según el Espíritu Santo».

Buscando paz en el reiki

«Empecé una búsqueda de paz interior y felicidad. Y me puse a mirar por internet sobre reiki y yoga. Una conocida me invitó a ir a un curso de reiki. Me atraía, pero mis padres me habían educado en el ahorro, vi que valía 75 euros una jornada de 5 horas y pensé: ‘esto se sale de mi presupuesto’. Eso me salvó de ir«. Pero sentía necesidad de buscar, de llenar el vacío y la tristeza de su interior. Incluso pensaba en apuntarse a estudiar, quizá, psicología.

En septiembre de 2016 una amiga la invitó a un retiro de un solo día de la Renovación Carismática Católica en Albacete. «Me dijo que allí se cantaba, que se alababa… yo no sabía que era eso de alabar, pero pensé que un retiro no podía ser nada malo, que sería alguna charla, con oración y misa y ya está».

En los encuentros carismáticos hay mucha música y se usan mucho los gestos corporales con la música. «Al principio los gestos me daban algo de vergüenza y pensaba ‘esto no es lo mío’, pero veía una alegría real en esa gente, y yo también quería sentir eso. Abrí el corazón, me dejé llevar y me metí en una charca, pero de Espíritu Santo. Yo, que siempre tuve vergüenza de hablar en público, me presenté voluntaria para ser portavoz de nuestro grupito. Quería participar, me abrí. Plantearon unas preguntas para reflexionar y hablar. Una era: ¿qué lugar ocupa Dios en tu vida? Y caí en la cuenta de que para mí Dios no tenía ninguna prioridad, que había mil cosas más importantes antes que Dios… Hoy he aprendido y comprobado que, si me ocupo de las cosas de Dios, Él se ocupa de las mías, que, si me detengo y rezo, salgo con más fuerza y las cosas mejoran».

El momento de conversión y el padre Pío

La adoración eucarística de ese retiro transformó a Ana María. «Veía al Señor expuesto y a la gente que se acercaba a la custodia, gente que lloraba, rota de dolor, de heridas en su vida. Yo pensaba: ‘qué envidia, querría salir también’, pero me daba vergüenza y además estaba ayudando en el coro. Pero el sacerdote tomó la custodia y vino a mí, me bendijo con la custodia, y me dijo una frase que el Espíritu Santo le inspiraba. Me dijo esas palabras de consuelo, y rompí a llorar. Entonces sentí el amor de Dios. Sentí que Él estaba conmigo. Y sentí también que tenía que poner orden en mi vida».

Cuando volvió a casa esa noche, sintió ganas de vomitar, «como si lo malo quisiera salir de mí». A la mañana siguiente se levantó con una sensación que no había experimentado antes: «eran unas ganas tremendas de orar, una gran necesidad. Me puse a rezar el Rosario, pero me bloqueaba llorando, sintiendo que algo le pasaba a mis heridas. Eran unas lágrimas sanadoras, que me hacían bien».

Además, el sacerdote del retiro había contado que llevaba puestos unos mitones (guantes sin dedos) que habían pertenecido a San Pío de Pietrelcina, y con ellos la había bendecido. «Busqué por Internet y encontré un vídeo de José María Zavala hablando de su nulidad matrimonial y de su relación con el padre Pío, que cambió su vida. Eso me enganchó. Después del vídeo de Zavala busqué la película del padre Pío y la vi en un par de sesiones, y me tocó profundamente». Era la película del año 2000 de Carlo Carlei.

Después de ver la película del padre Pío, vivió una experiencia más en su proceso. «Pensar en el padre Pío me hizo llorar toda la noche. Yo estaba mirando un crucifijo y mi mente repasaba mis pecados, todas mis decisiones equivocadas. Y al día siguiente me fui a confesar. Y esa confesión fue como una especie de rocío. Yo estaba de rodillas, confesando mis pecados. Algo me impedía levantarme. En esa confesión, entendí profundamente la importancia de la pureza. Sin duda, el padre Pío ha sido un intercesor en mi conversión», afirma.

Una vida transformada

En el retiro había conocido «a una persona que tenía la nulidad, y eso fue un aliciente para intentarlo yo. También el ejemplo de Zavala me animó. Esa misma semana hablé con el abogado y empecé la solicitud. Ya mi vida cambió. Necesitaba rezar cada día, leer la Palabra de Dios, meditar los 5 minutos del Espíritu Santo y acudir a todos los encuentros posibles de oración y alabanza y formación carismática. Tenía sed y necesidad de vivir cerca del Señor. Tomé la decisión de no alejarme más. Había comprobado que lejos de Dios me iba mal». Ana María intenta ir a misa también entre semana, casi cada día.

Decidió abandonar amistades tóxicas «que me llevaban por malos caminos». Además, el proceso de nulidad la enseñó a entender mejor la enseñanza católica sobre el matrimonio «y a buscar en un hombre lo importante, que sea creyente, que podamos vivir la fe juntos…»

«De hecho, yo tenía otro novio cuando pedí la nulidad. En el proceso entendí que había que seguir a Jesús incondicionalmente. Y veía que mi novio era buena persona, pero muy lejos de Dios, que no se abría con disponibilidad a dejar actuar al Espíritu. Y lo dejé. Mi confesor me decía que por muy buenas intenciones que yo tuviera con mi novio, mientras no consiguiera la nulidad, al tener una relación de pareja (incluso sin convivencia), era adulterio. Esto eran palabras que dolían, pero que me ayudaban a crear en mi conciencia una realidad de pecado. Al final acabé dando gracias por el hecho de que el sacerdote me hiciera pensar en la realidad de mi situación. Desde mi conversión todos los sacerdotes que he conocido me han ayudado, no he tenido nunca una mala experiencia».

Buscando evangelizar y compartir el gozo

«Durante un par de años fui a retiros y encuentros a Albacete, a cien kilómetros de mi pueblo. Pero hace como un año descubrí que había un antiguo grupo carismático en mi pueblo, pero poco conocido, porque se reunía en una casa y no estaba registrado en los listados oficiales de la Renovación. Fui a conocer a esas hermanas, rezamos juntas y sentí que Dios me pedía animar a organizar un retiro carismático de vida en el Espíritu en el pueblo. Y lo hicimos: en un lugar pensado para 40 personas acudieron 80. En parte fue un reencuentro de gente de grupos antiguos, que se reavivaron».

«Ahora intentamos organizar adoración perpetua en el pueblo y completar sus turnos de adoración. Por el momento, ya hay adoración cada semana. Y querría poner en marcha un grupo de oración del Padre Pío, con su imagen peregrina. Y el grupo de oración carismática pasó a ubicarse en la parroquia, abierto a todos.  Ya figura en las listas oficiales de la Renovación». El grupo se reúne en la parroquia de San Miguel Arcángel de Mota del Cuervo los sábados a las seis de la tarde y cualquier persona puede acudir a él.

Un mensaje para los alejados de Dios

A una persona alejada de la fe, Ana María les diría: «yo te entiendo, yo he estado ahí, y hay mil tentaciones al alcance de la mano, incluso en el móvil. Pero aconsejo a la gente que haga un seminario de Vida en el Espíritu, o un par al año, para avivar la fe. Animo a ir a grupos de oración. Cuando experimentas la misericordia del Señor y tienes un encuentro con Jesús ves que nada hay más atrayente que el amor de Dios«.

RenL. 06 septiembre 2019