Archive for the 'Nuestras sugerencias' Category

Page 2 of 48

Testimonio: “La Gran Prueba. Europa del Este testigo de la fe en la persecución”

Didier Rance, ex director de Ayuda a la Iglesia Necesitada en Francia y miembro de la Comisión Pontificia  “Nuevos Mártires” ha presentado este libro como una selección de 10 historias de diez grandes testigos de la fe en un contexto de persecución de la fe católica en la Europa del Este en el pasado siglo XX.

Ver vídeo pinchando:  AQUÍ

Libros: La fuerza del silencio

Sinopsis. CON PREFACIO DE BENEDICTO XVI. El cardenal Sarah afronta en estas páginas la necesidad del silencio interior para escuchar la música de Dios, para que brote y se desarrolle la oración confiada con Él. El ruido nos impone su dictadura un día y otro, hasta el punto de que rara vez añoramos el silencio. Sin embargo, el ruido genera el desconcierto del hombre, mientras que en el silencio se forja nuestro ser personal, nuestra propia identidad.

Tras el éxito internacional de “Dios o nada”, el cardenal Sarah afronta en estas páginas la necesidad del silencio interior para escuchar la música de Dios, para que brote y se desarrolle la oración confiada con Él, para entablar relaciones cabales con nuestros allegados. “La verdadera revolución -afirma- viene del silencio, que nos conduce hacia Dios y los demás, para colocarnos humildemente a su servicio”.

De nuevo en esta larga y profunda conversación con Nicolás Diat, el Cardenal propone la siguiente pregunta: ¿pueden aquellos que no conocen el silencio alcanzar la verdad, la belleza y el amor? La respuesta es innegable: todo lo que es grande y creativo está relacionado con el silencio. Dios es silencio.

El prefecto de la Congregación vaticana para el Culto divino y la disciplina de los Sacramentos, enlaza y enumera hasta 365 pensamientos, hondos y variados, a propósito del silencio y sus efectos, que concluyen con un excepcional y riquísimo diálogo con Dom Dysmas de Lassus, Prior General de la Grande Chartreuse.

“Si bien el habla caracteriza al hombre, el silencio es lo que lo define, porque la palabra hablada solo adquiere sentido en virtud de ese silencio”. Este es el hermoso y significativo mensaje de La fuerza del silencio.

Robert Sarah nació en Guinea en 1945. Sacerdote desde 1969, en 1979 fue nombrado Arzobispo de Conakri, con 34 años de edad. En 2001 Juan Pablo II lo llamó a la Curia romana, donde desempeñó sucesivamente dos altos cargos. Benedicto XVI lo creó Cardenal en 2010, y en 2014 Francisco lo nombró Prefecto de la Congregación para el Culto divino y la disciplina de los Sacramentos.

Nicolas Diat es periodista y autor francés.

 

N.R.: Conferencia del cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en la Fiesta de San Juan de Ávila.

Ver vídeo pinchando: AQUÍ Publicado el 10 may. 2017)

Se armó el Belén”: cine familiar que brilla con luz propia

La todopoderosa Sony descubrió hace varios años un nicho de mercado que podría resultar rentable: el espectador cristiano –especialmente el de USA– que busca en la cartelera títulos que reflejen expresamente valores espirituales. Con el fin de llegar a este público nació en 2007 Affirm Films, la división de Sony que se dedica a producir los que se han dado en llamar faith-based films, literalmente filmes basados en la fe. De esta factoría han surgido cintas como “El cielo es real” (2014), “Los milagros del cielo” (2016) o “Resucitado” (2016), por citar algunas de las más recientes.

El último producto de Affirm se estrenó el pasado día 15 de diciembre con el título español de “Se armó el Belén”, el mismo de una película española de 1970 protagonizada por Paco Martínez Soria. Parece una coincidencia intencionada, porque de ninguna manera se parece a “The Star”, que es el título original con el que se ha lanzado en Norteamérica. En México han optado por una traducción más directa como es “La estrella de Belén”, que parece una buena opción.

En cualquier caso, “Se armó el Belén” es un filme de animación muy simpático, dirigido fundamentalmente a niños entre 6 y 10 años. Manteniendo un gran respeto al texto evangélico sobre la Natividad de Jesús, el guión tira de imaginación para presentarnos el Gran Acontecimiento desde el punto de vista de un puñado de animales que han de intervenir para que al final todo salga bien. El “animal principal”, por decirlo así, es un valiente burrito al que la Virgen María llama Bo y que la acompañará hasta Belén. El “reparto” se completa con una inteligente paloma, una fiel oveja, tres cómicos camellos, una vaca, un caballo y dos perros malvados.

Timothy Reckart, el director, ha declarado que es “la película que yo hubiera querido ver de niño: la historia de la primera Navidad presentada de una forma divertida, atractiva y emocionante para toda la familia”. Los personajes de la Virgen y de San José están definidos con trazos sencillos no exentos de gracia: muy humanos y a la vez conscientemente involucrados en los planes de Dios. Los golpes de humor, elegantes, básicos y lineales no esconden la intención de los productores de atraer a la gente muy menuda, que no siempre disfruta en la cartelera de un título tan “blanco” como este “Se armó el Belén”.

Mariah Carey ha compuesto e interpretado el tema principal del filme, “The Star”, una bonita canción que opta al Globo de Oro 2018.

(Juan Jesús de Cózar)

 

 

 

¿Qué ver en esta Navidad? «The Star», una película para explicar el sentido de la Navidad a los niños

Esta es la época del año en que resulta casi imposible no distraerse con todas las actividades, regalos, eventos y sobre todo historias que les cuentan a los niños sobre Navidad. Sus preguntas son interminables. Los padres, si no nos preparamos, aunque sea un poquito, no pocas veces nos encontramos en posiciones donde todas las historias se nos mezclan y de pronto el gordito barrigón con su “jojojo” toma por asalto el protagonismo de tan magno evento.

Ver vídeo pinchando:  AQUÍ

Las películas que se estrenan normalmente no ayudan y casi que pasamos Navidad tratando de que nuestros hijos no terminen confundidos y entiendan con ilusión y verdad el significado de una fecha que nos une a todos, creyentes y no creyentes.

Encontrar una película como «Se armó el Belén», «The Star» es algo que puede parecer hasta sorprendente. Una apuesta por la verdadera historia de Navidad contada para niños y contada en su idioma. Un burrito llamado Bo que cansado de su vida ordinaria sueña con algo más y sale en búsqueda de la aventura más grande de la historia. Podríamos caer en la simpleza de creer que es una historia sobre amistad y la búsqueda de los sueños, pero no. El director, nominado al Oscar, Timothy Reckart, nos explica que la película en realidad no se trata de la búsqueda de los sueños, «lo importante y grandioso de esto está en el corazón de la misma historia de Navidad, que se trata de Dios haciendo algo realmente grande viniendo a la tierra como el salvador, pero bajo una apariencia muy humilde, un niño nacido en un establo, ni siquiera en una casa. Esta es la lección que aprende Bo, que lo realmente grandioso no luce glamoroso. Ojalá esta sea la lección que se lleve un niño pequeño, que lo importante es hacer lo que Dios quiere de uno, así como Bo, que estuvo llamado a guiar a José y María hacia Belén».

Con «Se armó el Belén» tenemos la oportunidad evangelizar y de enseñar de una manera sencilla a los más pequeños de la casa cuál fue la verdadera historia de este joven matrimonio, que siendo los más humildes, fueron los escogidos para acoger a la mayor de las criaturas. Descubrirán además (y así lo cuenta explícitamente la película) que lo que hoy celebramos no tiene su razón de ser en un “cuento de hadas” de un hombre vestido de rojo y un puñado de renos, sino en la más pura realidad de un establo, desde el silencio y en compañía de los más sencillos de la Tierra.

A través de Bo, el burrito protagonista, tanto los niños como los mayores nos podremos ver identificados en su tozudez (para lo bueno y para lo malo) y comprobaremos por medio de metáforas que lo que nos hace grandes son valores como el perdón, la confianza y la fe en que para cada uno de nosotros existe un plan divino, y que, si nos dejamos hacer, ¡comprobaremos que es mucho mejor que los nuestros!

Esperemos con ilusión la llegada de Jesús y como padres tomemos estas lindas oportunidades de pasar tiempo en familia, mirar una película y conversarla con nuestros hijos enseñándoles el verdadero mensaje, que la Navidad es Jesús.

Catholic Link 

Nativity

Esta película ofrece lo que su título promete: la historia del nacimiento de Jesús, desde la Anunciación a María a la huida a Egipto de la Sagrada Familia. 

La película es muy correcta, está cuidada y es muy digna. Como no podía ser menos, es opinable y no gustará a todos de igual forma. Sin duda es un film valiente al retomar temáticas que muchos, equivocadamente, consideran periclitadas. Por todo ello, Nativity es una buena y recomendable película.

Juan Orellana. Director del Departamento de Cine de la Conferencia Episcopal Española 

Ver vídeo pinchando: AQUÍ

La Corrupción

LA CORRUPCIÓN, LA PEOR PLAGA, CÁNCER QUE CONSUME EL HOMBRE Y LA SOCIEDAD: EL PAPA EN EL PREFACIO DEL LIBRO DEL CARD. TURKSON

Fue publicado este 15 de junio, con el prefacio del Santo Padre, un libro-entrevista del cardenal Peter Turkson con Victor V. Alberti, titulado “Corrosión”, sobre el combatir la corrupción en la Iglesia y en la sociedad. El libro se publica en concomitancia con el debate sobre corrupción organizado en el Vaticano por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, del cual es presidente el Card. Peter Turkson, en colaboración con la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales y en el que participa un grupo formado por cristianos y no cristianos, personalidades eclesiásticas e institucionales, jueces, representantes de la policía, miembros de movimientos y organizaciones, víctimas de delitos, periodistas e intelectuales, provenientes de diversas partes del mundo.

“¿Qué es lo que está en el origen de la explotación del hombre sobre otro hombre? ¿Qué hay en el origen de la degradación y de la falta de desarrollo? ¿Qué hay en el origen de la trata de personas, de las armas, de las drogas? ¿Qué en el origen de la injusticia social y de la mortificación del mérito? ¿Qué cosa está en el origen de la ausencia de servicios para las personas? ¿Qué hay en la raíz de la esclavitud, del desempleo, del abandono de la ciudad, de los bienes comunes y la naturaleza? ¿Qué cosa, en definitiva, lacera el derecho fundamental del ser humano, la integridad del medio ambiente?”. Esta serie de preguntas, planteadas tras el análisis de la raíz etimológica de la corrupción (laceración, ruptura, descomposición, desintegración), y de la relación del ser humano con Dios, con su prójimo y con la creación, introducen la reflexión del Papa Francisco sobre el libro del Card. Turkson, cuya síntesis ofrecemos a continuación:

La corrupción, lenguaje de mafias y organizaciones criminales

La corrupción, escribe el Papa al responder a las preguntas, es el arma, la lengua más común de las mafias y organizaciones criminales en el mundo. Es un proceso de muerte “que nutre la cultura de la muerte”, y en relación a ello el pontífice señala la influencia de la cuestión cultural de nuestros días: “Hoy en día mucha gente no puede ni siquiera imaginar el futuro; hoy en día es difícil para un hombre joven creer verdaderamente en su futuro, en cualquier futuro, y lo mismo para su familia. Este tiempo de vasta crisis, retrata la crisis más profunda que involucra nuestra cultura. Es en este contexto, que debe ser vista y entendida la corrupción en sus diversos aspectos”.

La corrupción, una tentación de la cual nadie está exento

El Papa advierte sobre la tentación de la corrupción, a la cual todos estamos expuestos y pone en guardia sobre la posibilidad de que ésta vuelva a presentarse, “aun cuando creemos haberla vencido”.

La misericordia, un camino para combatir la corrupción

En la prosecución del prefacio el Santo Padre vuelve a abordar la problemática de la cerrazón que tiene como consecuencia la corrupción de la persona, llevándola a “la actitud triunfalista de los que se sienten más inteligentes y astutos que los demás”, en contraposición con la misericordia que “permite superarse en espíritu de búsqueda”, y nota, asimismo, que “la persona corrupta, sin embargo, no se da cuenta de que se está construyendo, por sí mismo, su propia cadena. Un pecador puede pedir perdón, un corrupto se olvida de pedirlo. ¿Por qué? – dice el Papa. Porque no necesita ir más allá, ni buscar pistas más allá de sí mismo: está cansado pero satisfecho, lleno de sí mismo”.

El mayor peligro para la Iglesia: la mundanidad espiritual

En este punto el Papa señala los diferentes pasajes en los que nace y se insinúa la corrupción, abordados por el Cardenal Turkson en el libro, y se detiene en la realidad de la Iglesia. “La mundanidad espiritual – por lo tanto, la corrupción –es más desastrosa que la lepra infame”, escribe.

“Nuestra corrupción es la mundanidad espiritual, la tibieza, la hipocresía, el triunfalismo, el hacer prevalecer sólo el espíritu del mundo en nuestras vidas, el sentido de la indiferencia. Es con esta conciencia que nosotros, los hombres y mujeres de la Iglesia, podemos acompañar a nosotros mismos y a la humanidad sufriente, en especial a los oprimidos por las consecuencias criminales y por la degradación generadas por la corrupción”.

Denunciar los males, hacer valer la misericordia

Ya casi en la conclusión el Santo Padre se refiere a la belleza del lugar desde donde escribe, es decir, del Vaticano, un lugar “donde el ingenio humano ha tratado de elevarse y trascender”, cuya belleza “no es un accesorio cosmético, sino algo que se centra en la persona humana para que pueda alzar su cabeza contra todas las injusticias”. Una belleza que, según el Papa, tiene que casarse con la justicia:

“Debemos hablar de la corrupción, denunciar los males, comprenderla, mostrar la voluntad de hacer valer la misericordia sobre la mezquindad, la curiosidad y la creatividad sobre el cansancio resignado, la belleza sobre la nada. Nosotros, cristianos y no cristianos, – añade – somos copos de nieve, pero si nos unimos podemos llegar a ser una avalancha: un movimiento fuerte y constructivo”.

“He aquí el nuevo humanismo, este renacimiento, esta re-creación contra la corrupción que podemos lograr con valor profético”, concluye el Pontífice. “Todos debemos trabajar juntos, los cristianos, no cristianos, la gente de todas las confesiones y los no creyentes, para combatir esta forma de blasfemia, este tipo de cáncer que consume nuestras vidas. Es urgente tomar conciencia y para eso se necesita educación y cultura misericordiosa, se necesita la cooperación de cada uno según las propias posibilidades, talentos y creatividad”.

 

Ideas Claras. 15 de junio de 2017